SILENCIO – ISRAEL QUEVEDO PUCHAL

junio 26th, 2017

Siempre haciendo amigos

junio 26th, 2017
Mañana, como cada martes y jueves desde hace aproximadamente cuatro años y medio, es decir, desde que me prejubilaron de la Caja Rural, acudiré a mi cita con el ciclismo. En horario de verano a las...

Leer más...

CON EL SOL EN LA CARA – CARMEN MENEU

junio 25th, 2017
Despierto con el sol dándome directamente en la cara. Me parece extraño pues siempre cierro la persiana a cal y canto. Intento abrir los ojos, lo que me supone un gran esfuerzo. Cuando consigo entreabrirlos un dolor en la sien hace que me lleve las manos a la cabeza. Noto algo pegajoso en mi pelo. Sorprendida, miro a mi alrededor y veo que estoy en el suelo, en un rincón de lo que parece ser una nave abandonada.
—Vaya, ya te has despertado me dice un viejo desdentado.
Mi expresión debe ser de aturdimiento porque vuelve a dirigirse a mí con su sonrisa agujereada
—No te acuerdas de nada, ¿verdad?
No recuerdo cómo he llegado hasta aquí. No sé por qué no estoy en mi habitación. Sé que hace unas semanas perdí el trabajo después de más de diez años. Era un gasto que mi jefe debía suprimir, algo así fue su motivo, una cuestión de números. Sé también que empecé a beber más de la cuenta cuando una semana después vi a Carlos en su coche aparcado besando a una desconocida. Él no me vio, fue una casualidad que yo pasara por aquella zona, a la que nunca voy. Entonces me vinieron a la mente todos los momentos en que él se encerraba en el baño con el móvil en la mano, todas las veces que empezaron a lloverle los trabajos extra en horarios intempestivos. Cuando llegó a casa ese día, le dije que cogiera sus cosas y se largara. No pude hablar con él, a pesar de sus ruegos. No pude.
Empiezo a recordar. Anoche conocí a un tipo atractivo en el pub. Yo llevaba ya unas cuantas copas, como de costumbre últimamente. Me llevó a su casa y nos acostamos. No sentí nada, sólo una inmensa rabia hacia mí misma por no sentir satisfecha mi necesidad de venganza. Me marché de allí caminando, cuando, de repente, me sobrevino un terrible cansancio, de mí, del mundo, de Carlos. Entonces vi un banco y, al ir a sentarme, todo el alcohol que hasta ese momento estaba agazapado en mi sangre, salió en forma de tropiezo con el asfalto. Recuerdo ahora que me golpeé la cabeza en el banco al que nunca llegué a sentarme.
Me vuelvo a llevar las manos a la cabeza. Las miro y veo que lo pegajoso es sangre que ya se ha secado.
—¿Recuerdas ahora? —Me dice el viejo
En realidad no es tan viejo, puede que sólo tenga unos años más que yo.
—¿Me trajiste tú aquí?
     —Sí, te vi tropezar y caer. Te hubiera llevado a tu casa pero sólo pronunciabas balbuceos ininteligibles. Estabas llorando y no te quise dejar sola. Ya ves que mi casa no es muy acogedora ni lujosa —me dice con su triste sonrisa.
   No puedo dejar de sentir un agradecimiento infinito hacia ese desconocido. Puede que sea un sin techo, pero qué más da, al fin y al cabo. Qué más da eso cuando he conocido a gente sin alma.

Texto: Carmen Meneu
Imagen: Pixabay


LA MECEDORA – FELISA BISBAL

junio 25th, 2017

UNA COPA MÁS

junio 25th, 2017

El análisis existencial de Binswanger y la antropología orteguiana, puntos de encuentro

junio 25th, 2017
Article publicat a: Éndoxa: series filosóficas, núm. 39, 2017, 285-303

En la aplicación de la Analítica Existencial heideggeriana al campo de la psiquiatría, Binswanger se vio con la necesidad de trascender ciertos aspectos de su pensamiento encaminando su planteamiento ontológico a una tematización de cala- do antropológico. Esta interpretaría la “existencia” como la existencia de cada sujeto particular en su mundo vivido. Teniendo presente que, para Binswanger, el mundo contemplaba innegociablemente al “otro”, el modelo de ser-en-el-mundo se ampliaría a ser-en-el-mundo-con-otros, por lo que la noción de Sorge, orientada hacia uno mismo, se vería igualmente ampliada a la de Liebe, implicando ese amor a la alteridad. Estas progresiones, como veremos en el artículo, despiertan no pocos acercamientos al pen- samiento orteguiano. Así, advertimos la proximidad a la idea de “vida”; a sus nociones antropológicas e intentos de catalogación sociológica; la idea de “preocupación” como cuidado, que contempla a la circunstancia como parte de “mi vida” y, en ella, necesa- riamente al otro como prójimo. Estas y otras conexiones entre ambos autores será lo que analicemos en el presente artículo. 


Llegir article a: El análisis existencial de Binswanger y la antropología orteguiana, puntos de encuentro

#FINDECREATIVO 1.0 – PROPUESTA

junio 25th, 2017
Me rondaba la idea en la cabeza desde hacía mucho tiempo, pero al final me decidí y ayer convoqué la primera edición de #FindeCreativo. ¿En qué consiste? Es sencillo, se trata de una propuesta literaria que lancé a través de Facebook. El tema es practicar la escritura a través de ejercicios creativos, con la suerte de que en esta primera convocatoria se han sumado varios amigos. 
Este es el primer ejercicio que se ha planteado. Próximamente publicaré aquí los relatos obtenidos:



La canción del día va dedicada para mis amigos escritores de fantasía: M Carmen Castillo PeñarrochaJose Sanchis MezquitaIsrael Quevedo Puchal. ¡Give It Up!
Ejercicio para este #FindeCreativo: imagina que despiertas en un lugar que no conoces. A partir de aquí, desarrolla tu relato. ¿Os apuntáis Felisa BisbalNina PeñaCarmen Meneu, los nombrados arriba y todos los que queráis? Si es así, podéis escribirlo y pegarlo aquí. ¡Lo comentaremos entre todos!

AMARTE EN BLANCO Y NEGRO

junio 23rd, 2017

Me gusta amarte en blanco y negro, descubrir esa nostalgia que siempre me ha ayudado a desearte en secreto, disfrazado por la cotidianidad del ir y venir ante tus ojos; pensar que tú no lo sabes y me sigues regalando esa sonrisa eterna en bicromía, anclada en ese mismo pasado en el que los cigarrillos permanecían en los labios con la única intención de seducir, así, sin más, sin ningún bolero de por medio; me gusta amarte en blanco y negro, y por lo menos saber que nuestra historia, la mía más bien, a quién quiero engañar, siempre será como aquella delicada pero complicada película de los años treinta, con un beso final que habré convertido en una ficción monocromática.

Texto: Javier García Martínez
Imagen: Pixabay



AVISOS IMPORTANTES fin curso 16/17 e inicio curso 17/18

junio 23rd, 2017

Quota ACPA 17/18

junio 23rd, 2017